3 Errores comunes cuando te acercas a la comunicación no violenta

Marianne van Dijk, en su web http://www.cupofempathy.com, tiene una vídeo en el que habla de este tema. Cuando lo ví hace unas semanas me pareció una genialidad. Una síntesis muy clara de algo que había percibido desde que me inicié en esto de la comunicación no violenta (CNV en adelante).

Me he animado a escribir sobre el tema por si te sirve de algo y, como a mi, te aclara las ideas. Quizá pueda haber sucedido que las conexiones que has hecho en tu primera aproximación necesiten ser matizadas, y por ello estoy aquí hoy.

john-carlisle-539580-unsplash

Antes de enumerar los tres errores, tengo la necesidad de hacer una aclaración.

Si lo que entendemos como comunicación violenta es expresarse de forma dura y peyorativa, entonces la CNV será lo opuesto, ¿no?…

En este razonamiento hemos partido de una premisa incompleta, porque deja fuera de “lo violento” muchas conductas que desde la CNV si se denominan violentas. Consideramos comunicación violenta, además de gritar e insultar o utilizar un lenguaje hiriente, callar cosas que desearíamos decir y no decimos por la razón que sea. Del mismo modo sería violento el chantaje emocional o el lenguaje manipulativo. También es violento, en este caso para con nosotros, el lenguaje interior con el cual nos despreciamos o minusvaloramos, el sarcasmo y la ironía, como formas poco directas de expresar lo que pensamos…

No quiero dar la impresión de que, por el hecho de considerar violentas todas estas formas de expresión, la comunicación no violenta sea la única forma de expresión válida en cada plano de nuestra vida y en todo momento. Lo que sí tengo claro es que cuando quieres promover cercanía y conexión, la CNV es el camino más directo.

Sería esencialmente violento pretender expresarnos todo el tiempo en clave CNV, de la misma manera que es esencialmente violento (y una quimera) aspirar a la perfección.

El trabajo, desde mi punto de vista, como cuando te sientas a meditar, consiste en observar cúantas veces se  te cruzan pensamientos por la mente, o en este caso, cúantas veces te expresas de un modo que no contribuye a acercarte al otro y que te pueda comprender…y qué haces al respecto.

ERROR Nº1: La comunicación no violenta va de ser amable.

Una vez aclarado esto, puedo afirmar con rotundidad que la CNV no va de ser amable. Va de ser auténtico, y de practicar un tipo de comunicación cuya intención sea acercarte al otro, y expresarte con claridad. Podríamos en clave CNV expresar una rabia profunda, el rechazo radical hacia algo, o la tristeza más honda. Siempre y cuando habláramos de lo que nos sucede a nosotros, lo que sentimos, necesitamos y pedimos, sin hacer responsable al otro.

Esta es la clave. La CNV no va de ser amable, va de ser autónomo, y no dependiente emocional. En el momento en el que pongamos el peso de lo que nos pasa sobre los hombros del otro, por muy evidente que parezca para nosotros que nos vemos en esa situación por culpa de él o ella, cerramos toda posibilidad de que esa persona pueda escucharnos sin sentirse juzgado, y por tanto pueda conectar con eso que le decimos desde un lugar de escucha profunda. Y lo que es todavía más interesante, nos negamos la posibilidad de alimentar la necesidad que no fue atendida por el otro, de un modo alternativo.

ERROR Nº2: La comunicación no violenta sirve para conseguir lo que quiero.

Esta no deja de ser una forma sutil de afirmar que la CNV es una herramienta de manipulación. Y puede serlo, como todas las herramientas, puede ser usada con un porpósito u otro. Sin embargo la filosofía que inspira la CNV se encuentra en las antípodas de la manipulación.

Aprender a aceptar un NO por respuesta es uno de los primeros trabajos que llevé a cabo, y aún hoy, a veces me cuesta. Y de esas veces extraigo conclusiones valiosísimas sobre por qué era importante para mí pedirle a esa persona que hiciera eso, cómo lo pedí, en qué momento estaba la otra persona, y cómo de libre se sintió para responderme de forma auténtica. De nuevo el juego de irte y volver.

Sirviéndote de la comunicación no violenta podrías conseguir lo que quieres,conduciendo al otro de forma delicada hacia tu objetivo, pero entonces no sería comunicación no violenta.

Como dice mi amigo Miguel,” un destornillador con el que desmontar un tanque, o con el que apuñalar a alguien”.

ERROR Nº3: La comunicación no violenta es una herramienta

Si sólo ves esta forma de expresión como una herramienta, te pierdes una gran parte de su valor.

Por supuesto que puedes adoptar las claves de la CNV para las conversaciones difíciles, en tu vida personal y en tu trabajo, para aprender a hacer un reclamo y promover una oportunidad de aprendizaje para ambas partes, y que entiendan dónde estuvo el malentendido o error, o cómo incluir a quién no cumplió con lo que dijo en la reparación del daño producido. Del mismo modo puedes utilizar la CNV para aprender a dar feedback de mejora y de celebración de lo que sí está haciendo la otra persona y contribuye de forma positiva a tu trabajo o tu vida… hay muchos usos posibles que hacer.

Sin embargo, el diamante en bruto de esta froma de comunicación se encuentra en vivirla. Practicarla en tu dia a dia y no sólo en las situaciones difíciles. Integrarla y adaptarla a tu lenguaje. Hacerla tuya. Vivir en la intención no violenta. Y observar tus errores con una mirada amorosa, que te permita aprender de ellos.

¿Cómo lo ves?, ¿habías caído en alguno de estos errores?, anímate a compartir, en el debate aprendemos todos 😉

Gracias

2 comentarios sobre “3 Errores comunes cuando te acercas a la comunicación no violenta

  1. Después de haber leído y escuchado en youtube a Rosenberg en el tema de la CNV me he dado cuenta de q el error número 3 q mencionas de utilizar este procedimiento no como herramienta sino como una actitud permanente en la vida es el más difícil de aprender. Leer sobre la CNV puede significar entenderlo, cuesta mucho más asimilarlo y sobre todo ponerlo en práctica como método para relacionarte con todo y todos, si lo he entendido bien.
    Gracias por tu aportación, María.

    Me gusta

    1. Exacto, utilizar la CNV como una forma de estar en el mundo, vivir en la intención no violenta y conseguir expresarlo, no es fácil. Como cualquier aprendizaje requiere perseverancia. También es cierto que igual no hace falta usarlo con todos, en mi experiencia es muy útil cuando quiero conectar a un nivel profundo con alguien. Pero si lo intento en un momento más ligero puede producir el efecto de aburrir al interlocutor. Si tienes dudas siempre puedes intentarlo, y si ves que pone cara rara, volver a la clave de siempre!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s