Detrás del muro

 

Hoy tiene mucho sentido para mí escribir estas líneas. Es una necesidad hablar de mi muro. Ese que construí hace tanto tiempo.

Estas últimas semanas he tenido la sensación de que no estaba sola en esto. En un lugar y en otro, de conversación en conversación, las piezas del puzzle que hoy intento hacer, se mostraban tímidamente.

Mi muro es a veces de piedra, otras de acero, y otras de nube. Incluso por momentos ha sido de cristal…y alguna vez ha desaparecido.

He oido en tantas voces  “no te fíes….mostrarse es peligroso, la gente se aprovecha, o te ataca…”, que por momentos lo creí. Y preparé el cemento, o imaginé la estructura sobre la que apoyar las planchas de acero; a veces invoqué a las nubes de tormenta o la niebla más espesa.  En los días claros,  limpié mi muro de cristal para dejarme ver, pero no tocar. Y cuando me confié a la vida lo hice desaparecer y tuve experiencias de conexión real con otros, y pude dar abrazos sin prisas, y ser vista y mirar a los ojos.

¿Qué hay detrás del muro?

¿acaso no se parece mucho a lo que escondes tú?

Lo más valioso, nuestra esencia, aquella parte de nosotros que nos define realmente, ese lugar donde no hay disfraces ni personajes…vive casi siempre a la sombra.

Hoy quería hablar de autenticidad porque ese es el lugar donde quiero estar, o mejor dicho SER, y compartir esto formaba parte del camino. Otro día igual me animo a hablar de lo que hay detrás.

Un abrazo sin muro,

María.

2 comentarios sobre “Detrás del muro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s