Arriba Abajo

Photo by Pixabay on Pexels.com

«Lo que es más personal es lo más universal»

Carl Rogers

 

 

Arriba.

No sé que estoy arriba. Simplemente es así. Hace tanto tiempo que no recuerdo otra realidad. Aquí siempre miro hacia fuera. No comprendo otra forma de mirar. Mi atención está en quienes me rodean. Y precisamente en eso estoy, buscando respuestas para ellos, cuando veo una pequeña puerta desconocida hasta ahora. Algo me impulsa a acercarme y abrirla.


Abajo.
Estoy abajo. Ahora sé que hay un lugar distinto a «arriba». Es la primera vez que le pongo nombre a «arriba», pues antes arriba era todo y no necesitaba diferenciarse con un nombre. Este lugar me resulta extraño. Me inquieta. Hay preguntas, mucho silencio y poca luz.


Arriba.
Vuelvo a lo familiar. Aquí no hay preguntas. Sigo adelante, miro hacia fuera. Algo en mí quiere volver abajo…un rato.


Abajo.
Miedo, tristeza, oscuridad. Estar sola.


Arriba.
Desconecta de abajo. Duele. Te distrae de tu vida arriba. Aquí hay mucho que hacer.


Abajo.
Este lugar me atrae. Ahora sostengo mejor lo que me hace sentir. Quiero saber más. Escucho con atención las preguntas. Me dejo estar en silencio.


Arriba.
No olvides que aquí hay muchas personas que te importan. Es real. Me importan. Y a la vez, he de volver abajo.


Abajo.
Han pasado muchos meses, varios años desde que vine por primera vez. Ahora «abajo» sigue abajo, sin embargo hay luz. Preguntas si… también respuestas. Silencio y música. Es un lugar seguro. Soy yo. Es casa. Vengo a descansar. A comprender. A ser. Y a renovar las ganas de subir arriba.

Arriba.
Ahora aqui casi siempre soy yo, la que ves. La que puedo ser ahora que conozco «abajo» y acudo allí como el lugar donde ocuparme de mí.


¿Quién entiende todo esto? ¿tiene algún sentido?
Bajar es imprescindible, del mismo modo subir.
Lo profundo y lo ligero. Mirarme para poder mirar a los demás, llevando conmigo lo que traigo de abajo. En el fondo de mi mirada. Y a la vez, viviéndolo con la ligereza que necesito. Para no morir de intensismo.

 

2 comentarios sobre “Arriba Abajo

  1. A mí me da mucho sentido. Tengo la sensación que lo profundo y lo ligero se encuentra en los dos lados y por momentos se convierte en uno solo.
    Parafraseando a Eduardo Chillida, esto me llena de asombro y de dudas.
    Lo que sí tengo claro es darte las gracias por tu gran generosidad al compartirlo y poner «luz» a lugares que reconozco.

    Me gusta

  2. Estoy en casa… hace tiempo digo y escucho esa frase tan significativa. Salí pronto de casa, sin embargo reconozco ese sentirme en casa.
    Segura , libre, con miedos, con soluciones, con una acción casi inmediata, riendo cuando lloro , con amor, dejándome robar besos y caricias tiernas … en casa.
    Siempre aciertas mi querida Amiga. Eres luz, inspiración para mi y seguro para muchos .
    Sigue siendo y compartiendo.
    Con música, con tu Magia .

    Abrazo de oso, de los que las fluctuaciones se alinean en una , de los que tú me enseñaste .

    Gracias ✨

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s